Conectate con --->

Suscríbete

Suscríbete

Recomendación de la Semana

Recomendación de la Semana: Historia de una pasión

V63A0873.jpg

Hubo otros tiempos. Días en los que la inspiración y el talento esperaban encontrar su lugar en los medios, llegar a los hogares, a la gente. Días en los que la virtud se agazapaba ante la apabullante actualidad de un país convulso y complejo, implacable con la creatividad y exasperante con su encorsetado ideal del comportamiento y la función social por géneros.

Para una mujer como Emily Dickinson, de una pasión y personalidad arrebatadoras, aquellas normas se convirtieron, desde la infancia, en la cárcel de su propio alma, en el lugar oscuro desde el que mirar un horizonte que jamás podría llegar a alcanzar. Atrapada por un entorno cínico y ambiguo, como tantas otras, desarrolló su pasión por la poesía entre la frustración propia de una mujer adelantada a su tiempo y la consciencia sobre el fatídico momento, desgraciada realidad que la convertía en presa a perpetuidad de su propia existencia.

Terence Davies, uno de esos realizadores perfeccionistas y meticulosos, construye una película precisa y profunda, veraz y hermosa, que encuentra en el hogar familiar el epicentro narrativo y emocional. La localización acaba por resultar una suerte de universo particular donde Emily, interpretada por una arrebatadora Cynthia Nixon, es la luz sobre la que pivotan el resto de personajes; dependientes de su bondad y nobleza primero, esclavos de su carisma y devastadora personalidad después. La poetisa, como tantos otros, resulta al final un personaje apasionante, tan hermético y complejo como la propia propuesta del realizador, que da a luz un film formidable es sus trabajadas formas y tremendamente doloroso en su fondo.

Davies maneja con exactitud todos los aspectos técnicos de la película y, como ya se comprobase en The Deep Blue Sea (2011) o la fantástica Sunset Song (2015), ello da como resultado un fantástico documento de época. El impagable trabajo del fotógrafo Florian Hoffmaister, poseedor de un apabullante dominio de la luz y el rodaje en pequeños espacios, o la supervisión de la música por Ian Neil, no hacen más que aumentar el valor de una película plagada de pequeños detalles que, sin embargo, tiene lugar para los matices más sorprendentes: la elección de Davies de rodar un par de secuencias clave en un solo plano donde la cámara gira 360 grados sobre sí misma, o la elipsis que muestra el envejecimiento de cada uno de los personajes, se revelan como dos momentos sublimes y brillantes en su concepción que, junto al resto del cuidadísimo metraje, conforman uno de los mejores y más sutiles biopics de los últimos años.

Por su parte, Nixon, a la que generalmente se asociaba con ese fenómeno televisivo que fue Sexo en Nueva York (y que también dio el salto al celuloide), da toda una lección de interpretación. En Historia de una pasión, no es sólo la maestría de Terence Davies la que consolida los cimientos del film, sino que también contribuye destacablemente el solemne trabajo de su actriz protagonista, una Cynthia Nixon excepcional. Es muy posible que su actuación, rebosante de sentimiento y energía, sea lo más parecido a las auténticas sensaciones de una poeta única aunque sumida en la oscuridad de unos tiempos en los que su condición estaba por encima del ingenio y el fino intelecto que poseía. Entonces Dickinson fue acallada, pero hoy la memoria y la razón han logrado cerrar la herida.

Por Javier G. Godoy
@blogredrum

{{ reviewsOverall }} / 5 Usuario (0 votos)
¿Te ha interesado el texto?
. Deja tu opinión
Ordenar por:

Sé el primero en dejar una reseña.

User Avatar User Avatar
Verificado
{{{ review.rating_title }}}
{{{review.rating_comment | nl2br}}}

Mostrar más
{{ pageNumber+1 }}
Deja tu opinión

Su navegador no soporta la carga de imágenes. Por favor, elija uno moderno

Escrito por

Facebook

Twitter

Novedades

Conectate
Inscribete a nuestra Newsletter