Conectate con --->

Suscríbete

Suscríbete

Críticas

Nación salvaje: ¿Matar brujas? LOL!

A finales del siglo XVII, en la población yanki de Salem, se produjeron los famosos autos por brujería en los que se asesinaron a 19 mujeres y se procesaron a alrededor de 300 personas en un juicio marcado por el fanatismo religioso, las luchas de poder y, sobre todas estas cosas, se ponía de manifiesto la persecución social de la mujer por su mera condición de genero, reflejando que, una vez mas, no existía el país de las oportunidades para ellas.

Nación salvaje (Assassination Nation, 2018) toma este tema y lo adapta libremente a nuestros días; las brujas son un grupo de cuatro amigas adolescentes que podrían perfectamente protagonizar un spot de Benetton. Son jóvenes, modernas, más o menos populares, pero sobre todo son un clan: cuidan las unas de las otras, se preocupan por lo que conocen de sus acomodadas vidas, y comparten en público (redes sociales) y en privado todas sus experiencias que a estas alturas de la vida, claro está, son los chicos, los padres y el instituto. Después de una serie de eventos que revolucionan la pacifica vida de la villa, sus habitantes, ávidos de venganza, usarán a las muchachas como chivo expiatorio de lo que en realidad no son más que sus miserias cotidianas.

Sam Levinson, que ya puso patas arriba la hipocresía contemporánea en su debut con Another happy day (2011) se aleja del tono dramático para presentar este mito moderno desde una perspectiva más ligera, sin llegar a la comedia, acelerando en la acción a medida que avanza la trama, apoyado en un montaje que no escatima en recursos: pantalla dividida en tramas paralelas que se desarrollan simultáneamente, planos secuencia para las escenas de violencia, y un juego de cámara trepidante.

El thriller trata con desparpajo temas tan universales como el despertar sexual, la fragilidad emocional en los tiempos del Facebook y, sobre todo, el derribo de la autoridad a un ritmo asombroso, solo comparable al devenir de la tecnología desde el arranque de este siglo.

Nación salvaje es cine adolescente e inteligente, un crisol de apariencias para ocultar los verdaderos sentimientos en la comodidad cobarde de un avatar, o mandar a tomar por culo la moral parapetados tras la fina línea que separa lo público de lo privado cuando confiamos nuestros secretos a una nube con puerta de entrada y de salida.

Lo mejor: El reflejo fiel de la adolescencia, las dudas morales y la reivindicación inteligente y salvaje de la figura de la mujer independiente, todas unidas frente a la asfixia.

Lo peor: Un poco excesiva en su construcción. Hay decisiones un tanto dudosas y redundantes en el guion.

{{ reviewsOverall }} / 5 Usuario (0 votos)
¿Te ha interesado el texto?
. Deja tu opinión
Ordenar por:

Sé el primero en dejar una reseña.

User Avatar User Avatar
Verificado
{{{ review.rating_title }}}
{{{review.rating_comment | nl2br}}}

Mostrar más
{{ pageNumber+1 }}
Deja tu opinión

Su navegador no soporta la carga de imágenes. Por favor, elija uno moderno

Escrito por

Facebook

Twitter

Novedades

Conectate
Inscribete a nuestra Newsletter