Conectate con --->

Suscríbete

Suscríbete

Artículos

Maurice Tillet: Yo soy Shrek

La figura de Maurice Tillet, hombre en cuyo físico se fijó la Dreamworks para diseñar la apariencia del conocido ogro Shrek (Shrek, 2001), es apasionante.

Nació el 23 de Octubre de 1903 en los Montes Urales (imperio Ruso) y sus padres, un ingeniero ferroviario y una maestra, se encargaron de educarlo en buenos colegios. Comenzó a estudiar Derecho, pero la enfermedad que marcaría el resto de su vida truncó la vida estudiantil de Tillet, que tuvo que abandonar su formación académica a los 20 años de edad. La enfermedad era acromegalia, una afección endocrinológica que altera la producción de la hormona del crecimiento provocando que los huesos de la cabeza crezcan de manera desproporcionada.

Aquel aspecto desagradable y casi monstruoso no impidió a Maurice desarrollar una gran personalidad basada en un talante alegre y en una enorme inteligencia, muy superior a la de las personas de su entorno. Tillet hablaba catorce idiomas y además era poeta y actor.

Se alistó en la Marina francesa durante cinco años, aunque antes probó suerte en el rugby, deporte con el que consiguió sentirse integrado y en el cual destacó llegando incluso a ser seleccionado por Francia para enfrentarse a Inglaterra. El mismo Jorge V le felicitó en persona. Sin embargo, en la marina francesa sufría las vejaciones de muchos de sus compañeros, así que harto de las mofas y de un trato degradante, decidió marcharse a los Estados Unidos, donde volvió a alistarse.

Allí conoció a Karl Pojello, amigo íntimo que lo introdujo en el mundillo de la lucha libre. Fue a mediados de los años 30 cuando El Ángel Francés, como lo llamaba su madre (aunque también lo bautizaron como El Monstruoso Ogro del Cuadrilátero, El Hombre más feo del Mundo, El Neanderthal…), comenzó a triunfar en la lucha libre. El 13 de Mayo de 1940, Maurice Tillet se convirtió en campeón del mundo al vencer en Boston a Steve Casey, consiguiendo apasionar con este deporte a muchísima gente.

Sin embargo, en el año 1953 Tillet perdión un combate contra Bert Assirati, lo que le produjo una depresión que provocó su encierro en casa en Masachussetts, donde se limitaba a jugar al ajedrez y charlar, con su gran locuacidad e inteligencia, con algunos de sus mejores amigos. Fue durante este tiempo cuando Robert Manoogian, amigo y compañero de Maurice, pidió a este si podía tomar un molde de su cabeza, cosa con la que Tillet estuvo de acuerdo. A partir de aquel molde, se hicieron tres más. El último de ellos está expuesto en el Museo Anatómico Warren en Harvard.
Dorian-Leigh-Maurice-Tillets-1945

Maurice Tillet murió a los 50 años por problemas cardíacos. Falleció en el hospital un poco después de que lo hiciese aquel con quien compartía la habitación del sanatorio, su gran amigo Karl Pojello.

Aquel entrañable personaje consiguió lo que siempre había soñado, ser un gran actor de cine, solo que fue mucho tiempo después, cuando la productora de Spielberg (entre otros) Dreamworks decidió que uno de sus personajes más icónicos debía basar sus rasgos en los de Maurice Tillet, un hombre que brillaba con luz propia.
Por Javier Gómez
@blogredrum

{{ reviewsOverall }} / 5 Usuario (0 votos)
¿Te ha interesado el texto?
. Deja tu opinión
Ordenar por:

Sé el primero en dejar una reseña.

User Avatar User Avatar
Verificado
{{{ review.rating_title }}}
{{{review.rating_comment | nl2br}}}

Mostrar más
{{ pageNumber+1 }}
Deja tu opinión

Su navegador no soporta la carga de imágenes. Por favor, elija uno moderno

Escrito por

Vente a vernos a YouTube

Facebook

Twitter

Novedades

Conectate
Inscribete a nuestra Newsletter