Conectate con --->

Suscríbete

Suscríbete

Recomendación de la Semana

Y llegó la Navidad…

Como si de una reunión navideña se tratase, volvemos a convocar a compañeros de diferentes medios y les pedimos una recomendación para las fechas en las que nos embarcamos estos días. El frío (y las resacas) invitan a liarse la manta (no sólo a la cabeza), ajustarse al sofá como encajaría una pieza de Lego y dejarse llevar por la magia del cine que, precisamente en Navidad, ha llenado de magia (y de buenas y malas películas) nuestros hogares año tras año. Ahí van nuestras elecciones para las pascuas de 2016.

Carlos Fernandez Castro (Bandeja de Plata) / Esto (no) es un secuestro (The Ref, Ted Demme, 1994)

Película de Ted Demme que parece dirigida por una mezcla entre el señor Scrooge y el Ang Lee de La Tormenta de hielo. En plena época navideña, Kevin Spacey y Judy Davis hacen la vida imposible a un secuestrador que termina renegando del sueño americano en general y de la institución del matrimonio en particular. Destacan las interpretaciones y el guión de Richard LaGravenesse (Los puentes de Madison), repleto de líneas de diálogo perversas y unos personajes memorables.

Juanma Ruiz (Caimán Cuadernos de Cine, Jotdown) / Hook (Steven Spielberg, 1990)

¿Es Hook una película navideña? Pues lo cierto es que depende: el mito peterpanesco nunca ha estado especialmente ligado a la época invernal, y la isla de Nunca Jamás es retratada aquí por Spielberg bajo una luz muy veraniega. Pero la historia de Peter Banning en Londres se desarrolla en plenas vacaciones navideñas, con la nieve bañando la estatua de Peter Pan de Kensington Gardens; y, sobre todo, se trata de la historia del reencuentro (emocional) entre un padre y sus hijos gracias a los fantasmas del pasado. Y de esa elección que se hace más patente y urgente en Navidad: el trabajo o la familia.  ¿Hace falta más?

Christian Leal – (Cine & Comedia) / La jungla de cristal (Die Hard, John McTiernan, 1987)

¿Qué podría salir mal al visitar a tu ex mujer en Los Ángeles en Navidad? Pues que se lo digan a John McClane (Bruce Willis) en La jungla de Cristal. Y es que es en esta época navideña cuando unos terroristas atacan el Nakatomi Plaza, donde trabaja su ex mujer (también es casualidad) y tiene que ponerse el modo de trabajo. Acción, tensión y un villano memorable es lo que se cuece en esta cinta de acción y sí, es mi película navideña favorita. Yippi ka yei, cinéfilos.

J.M.C (REDRUM) / Gremlins (Joe Dante, 1984)

Las normas más conocidas de la historia después de las del parchís: no exponerlo a la luz, no derramar agua sobre ellos, y nunca, nunca darles de comer después de las doce. La divertidisma gamberrada de Joe Dante arrasó en taquilla con este cuento cómico-terrorifico- navideño, al que le siguió una secuela de altura. Todo un clásico de los 80 con los monstruitos más entrañables y psicóticos del cine americano.

María Aller (Aller fui al cine) / La primera noche de mi vida (Miguel Albaladejo, 1998)

La ópera prima de Miguel Albaladejo es un retrato costumbrista ambientado en fiestas. El argumento entrecruza varias historias por Madrid en la Nochevieja de 1999: unos guiris, un suegro que no se lleva bien con su yerno, las dependientas de una gasolinera… Lejos de las cintas navideñas del otro lado del charco, el cineasta se sumergía en los festejos patrios y desviaba a los personajes del destino donde pensaban recibir el año 2000.

Con unos protagonistas rebosando humanidad e interpretados por un elenco en estado de gracia, La primera noche de mi vida es un espejo tan nítido de nuestro barullo, nuestras celebraciones de batalla y nuestros refunfuños que consigue dibujarnos una sincera y llana sonrisa en la cara.

la_primera_noche_de_mi_vida-836509872-large

Javier G. Godoy (REDRUM) / El Grinch (How the Grinch Stole Christmas, Ron Howard, 2000)

Vapuleada en el momento de su estreno, han tenido que pasar varios años para que esta rareza navideña que dirigió el blandito Ron Howard se valore como, al menos, un peculiar trabajo cinematográfico. Y es que El Grinch tiene virtudes que hoy en día la hubiesen posicionado como lo que es: un cuento aberrante, retorcido y estridente en sus formas, con personalidad y evolución propia. El protagonismo de Jim Carrey, como el decepcionado y malévolo por obligación Grinch, resulta muy estimulante gracias a una interpretación marca de la casa: histriónica, descacharrante y desgarradoramente triste a la vez; para el que escribe, uno de sus mejores trabajos. Y créanme, la galopante globalización tiene mucho que ver en las nuevas formas de interpretación del séptimo arte, lo que en el año 2000 parecía ser un film hecho por y para los norteamericanos, hoy es un producto de lo más navideño y, gracias al talento del equipo y su planificación técnica y narrativa, un trabajo al que merece la pena dar otra oportunidad.

Cristina Aparicio (REDRUM, Caimán Cuadernos de Cine) / Family Man (The Family Man, Brett Ratner, 2000)

Para el cine (y la literatura) la Navidad es esa época mágica del año por lo que a reinicios, reseteos, nuevas oportunidades y visitas de fantasmas se refiere. Family Man, fiel a este espíritu restaurador, sigue la estela de Cuento de Navidad y su versión Los fantasmas atacan al jefe para contar la historia de un exitoso hombre de negocios al que un ángel ubica en esa vida que no eligió, sin vistazos al pasado o al futuro, tan solo una nueva versión de presente, revelándole el secreto que estas fiestas simbolizan: la magia surge en el deseo (y la necesidad) de compartir.

Gabriela Rubio (Blog del Cine Español, El Palomitrón) / Solo en casa (Home Alone, Chris Columbus, 1990)

Un niño de ocho años (Macaulay Culkin) y unos ladrones planeando un robo en su casa, donde la familia le ha dejado abandonado por error. ¿Una película navideña? sí, queridos míos, y precisamente una con la que muchos crecimos. No hay Navidad que no se emita en televisión este film que aparentemente sólo parece ambientado en la época festiva. Pero hay algo más: nos recuerda la importancia de la familia, no sólo en este momento del año, sino en todos. ¿Y lo mejor? Un cine para todos los públicos que divierte y une a la familia en el salón. Poco más se le puede pedir a una película en estas fechas. ¿Hace un Solo en casa?

Juan Roures (La estación del fotograma perdido, EAM) / Cita en San Luis (Meet Me In St. Louis, Vincente Minnelli, 1944)

¿Puede haber algo más navideño que ver a Judy Garland entonar “Have Yourself A Merry Little Christmas” en uno de los musicales más icónicos de la historia? Difícilmente. A fin de cuentas, tan melancólica escena combina a la perfección los dos elementos clave de la Navidad: el candor hogareño y la oscuridad que asola el alma humana incluso cuando queremos convencernos de lo contrario.

{{ reviewsOverall }} / 5 Usuario (0 votos)
¿Te ha interesado el texto?
. Deja tu opinión
Ordenar por:

Sé el primero en dejar una reseña.

User Avatar User Avatar
Verificado
{{{ review.rating_title }}}
{{{review.rating_comment | nl2br}}}

Mostrar más
{{ pageNumber+1 }}
Deja tu opinión

Su navegador no soporta la carga de imágenes. Por favor, elija uno moderno

Escrito por

Facebook

Twitter

Novedades

Conectate
Inscribete a nuestra Newsletter