Conectate con --->

Suscríbete

Suscríbete

Artículos

Felicidades, señor De Niro

Cumple 70 años, ha aparecido en 82 películas, tiene otras 4 por estrenar, otros 4 proyectos en los que está trabajando, 2 películas como director, 2 Oscar y 5 nominaciones. Robert De Niro está considerado uno de los mejores actores de todos los tiempos, todo un genio de la interpretación totalmente camaleónico y comprometido con cada uno de sus papeles. Los 70, 80 y 90 fueron sus mejores años, pero aún no se ha puesto fecha para la jubilación, así que esperemos que siga cumpliendo tan bien y que siga emocionándonos en las salas de cine.

«Hay tres maneras de hacer las cosas: la correcta, la incorrecta y la mía«. Es una frase de Robert De Niro en la gran película de su amigo Martin Scorsese, «Casino» (1995). Y podríamos decir que es la frase que ha guiado toda su carrera. El estilo De Niro es único e irrepetible porque su talento y su técnica son únicos e irrepetibles. Meticuloso en la preparación de cada uno de sus papeles, ha trabajado en todo tipo de géneros especializándose en personajes oscuros, turbios, atormentados… pero también con tiempo para la comedia y personajes más desenfadados. Atentos a la lista de pelis que aquí reseñamos. Son sólo algunas, no están todas, pero explican bastante bien el origen, el ascenso y los últimos años de la carrera de De Niro, que aunque es cierto que la calidad de las películas ha disminuido notablemente en la última década, la calidad de su trabajo. no. Para nada. Nunca. Y además todo tiene una explicación…


De Niro se crió con su madre en el conocidísimo barrio de Little Italy, (NY), cuna e inspiración de grandes personajes del género de gángsters que forman una parte importante de la filmografía del cumpleañero. A los 10 años dio vida al león del Mago de Oz en una representación teatral y a los 16 dejó sus estudios para centrarse en la interpretación. Fue alumno de Stella Adler Studio of Acting y del reputadísimo Actor’s Studio. Unos años más tarde conoció a su mentor, Brian De Palma, con el que rodó en 1963 «The Wedding Party» (se estrenó en 1969). De Palma le fichó para un par de pelis más, como «Saludos» (1968) y «Hola mamá» (1970). Encantado con el carisma y la entrega de De Niro, le presentó a un joven director que estaba arrancando y que además tenía con él alguna que otra cosa en común, el chaval en cuestión era un tal Martin Scorsese, criado también en Little Italy que hacía sus pinitos en el largometraje. De hecho la primera película de Scorsese, considerada como propia por el director (las anteriores habían sido proyectos universitarios) es «Malas Calles» (1973), protagonizada por un compañero de la universidad, Harvey Keitel y con De Niro en un espectacular papel secundario que llamó la atención de más directores de la época. Por ejemplo a  Coppola, que le dio el papel del joven Vito Corleone en «El padrino II» (1974), personaje por el que dos pedazo de actores se llevaron el Oscar, Marlon Brando en la primera parte de la trilogía y De Niro en la segunda. Para preparar el papel se fue unas semanas a Sicilia, para trabajar en su acento. Y lo clava.
 
En 1976 llegó el primer gran éxito del dúo De Niro-Scorsese con «Taxi Driver«, este dramón protagonizado por un taxista ex soldado de Vietnam totalmente grillado le dio una nominación al Oscar a De Niro que demostró su enorme talento al pronunciar aquel monólogo improvisado (se había quedado en blanco) que dice aquello de «you talkin’ to me?«. Una peli que los consagró a ambos y que es totalmente obligatoria. Y una curiosidad: De Niro trabajó como taxista durante unos meses. Ya de hacer algo… hacerlo bien. Es el año también de la gran «Novecento» de Bertolucci. A De Niro ya se lo rifan. Y le toca a Michael Cimino (el que casi se carga la United Artist por «La puerta del cielo») exprimir su talento con «El cazador» (1978), un drama difícil, duro y diferente: Vietnam, su veneno y sus fantasmas.

Llega 1980 y Scorsese le da uno de los papeles de su vida: Jake La Motta, un boxeador con problemas de agresividad que lucha por ser el campeón de los pesos medios y que ve cómo toda su vida se desmorona a medida que llega el triunfo. Oscar para De Niro que llegó a engordar 30 kilos a lo largo del rodaje para interpretar al La Motta acabado en «Toro Salvaje«

En 1984 trabaja con el maestro Sergio Leone en la grandísima «Éraseuna vez en América«. De Niro se convierte en un mafioso…y le va a gustar. Tanto, tanto, que en 1987 vuelve a engordar y se hace unas interesantes entradas en la cabeza para dar vida a Al Capone en «Los intocables de Eliot Ness«, de nuevo con Brian De Palma. Y en 1990 interpreta a otro mafioso en una de las obras maestras del género dirigida por su amigo Martin, «Uno de los nuestros«, con Ray Liotta y  Joe Pesci. Peliculón. También protagonizará en 1995 «Casino«, otra gran historia de Scorsese, junto a Sharon Stone. Pero antes, «abogadooo, ¿estás ahí?, sal ratita, quiero verte la coliiiiiita«… «El Cabo del  Miedo«.  De Niro da vida a un delincuente que acaba de salir de prisión y pretende vengarse del abogado que lo defendió. Espeluznante. Nueva nominación al Oscar. Para preparar el papel De Niro fue al dentista para que le estropeara la boca y le dejara ese aspecto tan, tan…desagradable.  Este mismo año le cae otra nominación al Oscar por el drama «Despertares«, en el que interpreta a un enfermo crónico. Grandes años por tanto para De Niro . Enormes películas que son de lo mejorcito de su carrera. Pero la lista es extensa. En 1997 protagoniza junto a Dustin Hoffman una interesante sátira política, «La cortina de humo«, y en 1999 se pasa a la comedia con «Una terapia peligrosa» con Billy Crystal. Por el camino, se adentra en la dirección con «Una historia delBronx«, otra peli de gángsters que obtiene muy buenas críticas, y en 2006 repite detrás de las cámaras con «El Buen pastor«. Desde 2000 sus apariciones han sido igual de frecuentes pero quizás menos acertadas. Según él mismo cuenta, el 11-S supuso un cambio en su forma de trabajar. Junto al productor de cine Jane Rosenthal, fundaron el Festival de Cine de Tribeca para intentar revitalizar esta zona de la ciudad de NY, y para ello se requerían fondos, así que comenzó a aceptar papeles en otro tipo de películas como «Los padres de ella» y sucedáneas. Trabaja mucho pero con poca repercusión. Quizás podríamos salvar «El lado bueno de las cosas«, por la que fue nominado al Oscar de nuevo este mismo año. De Niro está perfecto, como siempre, pero el Oscar, merecidísimo por cierto, fue para Christoph Waltz por su trabajo en la enorme «Django Desencadenado» de Tarantino.

Setenta años dan para mucho y a De Niro los ha sabido exprimir al máximo. Historia viva del cine que sigue teniendo mucho trabajo por delante.  En 2013 estrenará varias películas y en 2014 veremos de nuevo a la pareja De Niro-Scorsese con «The Irishman«, la historia de un mafioso al que se le atribuyen 25 asesinatos. Olé. Quizás sea otro de esos papeles que han hecho de este setentañero uno de los mejores actores de todos los tiempos. 

Por Lore Pérez 

{{ reviewsOverall }} / 5 Usuario (0 votos)
¿Te ha interesado el texto?
. Deja tu opinión
Ordenar por:

Sé el primero en dejar una reseña.

User Avatar User Avatar
Verificado
{{{ review.rating_title }}}
{{{review.rating_comment | nl2br}}}

Mostrar más
{{ pageNumber+1 }}
Deja tu opinión

Su navegador no soporta la carga de imágenes. Por favor, elija uno moderno

Escrito por

Facebook

Twitter

Novedades

Conectate
Inscribete a nuestra Newsletter