Conectate con --->

Suscríbete

Suscríbete

Reportajes

2020: 10 películas que suspenden

Underwater (William Eubank, USA, 2020)

Aceptamos barco como animal acuático… pero no circo. Eso es lo que monta el bueno de Eubank en lugar de una película que, bebiendo (mal) del cine sobre criaturas submarinas que no quieren ser molestadas, podría habérselas ingeniado para jugar a poner nervioso al personal a través de gestos más sutiles. Pero no, una vez más la maquinaria hollywoodiense exige que el espectáculo tiene que ser explícito y tedioso. Ah, y cuanto más ruidoso mejor, aunque estemos bajo el agua. Lo peor de todo es que, esta vez, Kristen Stewart escogió la opción equivocada, la del cine que respeta poco a los espectadores. Javier G. Godoy

Érase una vez… (Come Away, Brenda Chapman, USA, 2020)

Los cuentos infantiles son terreno abonado para la reinterpretación cinematográfica. Particularmente, relatos de carácter tan universal como lo son hoy Peter Pan y Alicia en el País de las maravillas, de los que innumerables cineastas han bebido con mejor o peor suerte. Brenda Chapman, codirectora de Brave (2012), parecía una elección idónea para esta fábula que mezcla el universo de Lewis Carroll y el de James Barrie. Sin embargo, la cinta naufraga ante un libreto tan centrado en hacer encajar por la fuerza los elementos de sus referentes literarios que olvida construir una verdadera progresión dramática, o tan siquiera una mínima coherencia narrativa. La fuerza de ambos imaginarios pronto se diluye en un melodrama infantil sin rumbo, y todos sus mimbres se derrumban como un castillo de naipes al menor intento de encontrar la lógica interna de un relato dictado por las necesidades y caprichos del guion. Juanma Ruiz

Voces (Ángel Gómez Hernández, España, 2020)

Al César lo que es del César: solo la lúcida banda sonora de Jesús Díaz se libra de la quema en este cúmulo de despropósitos cinematográfico. La historia, abanderada por fantasmas, apariciones, ruidos y psicofonías manidas hasta la saciedad, nos recuerda lo malo que es copiar los peores gestos ajenos. Aquí, Gómez Hernández se decide a plagiar los vicios del cine de terror estadounidense más trillado (ese que vemos todos los años) y construye un relato en el que hasta el personaje de nuestro adorado Ramón Barea tiene la misma profundidad que una piscina hinchable para niños. El desaguisado es, pese a los esfuerzos por vender la moto, imposible de rescatar de la más insondable oscuridad. Javier G. Godoy

Harriet, en busca de la libertad (Harriet, Kassi Lemmons, USA, 2019)

No termina de despegar la hagiografía de una de las mujeres más relevantes de la historia de Estados Unidos, pilar fundamental para entender los derechos humanos, y personaje prácticamente desconocido para el resto del mundo. Harriet Tubman se merece un film que la reivindique claramente como lo que fue, un símbolo de la lucha contra la esclavitud, con el añadido de ser una mujer en tiempos patriarcales, y no alguien que constantemente busca la aprobación a través de sus maridos o de los hombres que manejan el tránsito de los oprimidos, como así parece en la película de Kassi Lemmons. Sin sorpresas, sin una idea clara de la ejecución de sus acciones, queda la sensación de haber desaprovechado la oportunidad. Javier Martín Corral

El verano que vivimos (Carlos Sedes, España, 2020)

Hay dos relatos que conviven dentro de El verano que vivimos: el de una joven periodista que investiga un misterio sin demasiado atractivo y el de los amantes que tuvieron su brevísima historia de amor cuarenta años atrás. Aunque existen puntos en común entre ambos, hay un gran desequilibrio narrativo a favor del triángulo amoroso. Se trata de un romance convencional que lo confía todo a la pretendida belleza de sus imágenes (atardeceres en viñedos y nocturnos encuentros pasionales en cortijos). Una cinta conservadora y ordinaria que idealiza la idea misma del amor y la convierte en algo hueco, vacío y sin fundamento. Cristina Aparicio

El glorioso caos de la vida (Babyteeth, Shannon Murphy, USA, 2019)

Aunque la mona se vista de seda… Ya saben. De poco le sirven a un culebrón irremediable (con cánceres, infidelidades, drogadicciones, y un largo etcétera de dramas diversos) los planos a lo indie, las miradas a la cámara, los títulos sobreimpresos y demás recursos autorreflexivos. Ni todas las técnicas de las mejores escuelas de cine, ni el más gafapasta de los envoltorios, son capaces de rescatar una película que trata de activar de modo burdo y efectista las más básicas emociones del público. Y eso a pesar de que no empieza mal, de que los primeros minutos del metraje prometen, antes de que la cinta se desplome sin remedio sobre sí misma, como un castillo de naipes. Rubén de La Prida

La maldición (The Grudge, Nicolas Pesce, USA, 2020)

El interesantísimo debut de Nicolas Pesce con The Eyes of My Mother (2016) no pareció mostrarle el camino para seguir intentando hacer cosas diferentes dentro del género. Lo genuino de aquella propuesta, dio paso -tras realizar el aceptable neo-noir Piercing– a la opción fácil del remake por encargo, siendo el resultado lo que cabía esperar. La maldición es un desastre carente de personalidad y carácter. Un trabajo hecho en piloto automático que entierra, más si cabe, una saga en estado de descomposición. Un encargo tan maldito como los personajes de la película que podría, si alguna fuerza superior no lo evita, acabar con una carrera que empezó como cualquier director hubiese soñado. Javier G. Godoy

Madre oscura (The Wretched, Brett Pierce y Drew T. Pierce, USA, 2019)

Cabe reivindicar el valor de ser estrenada en plena pandemia, cuando nadie estaba seguro de si se podría acudir a una sala de cine. La ilusión de tener nuevas películas en cartelera, especialmente de terror, se tornó en tristeza al contemplar esta cinta repleta de clichés, sin apenas margen para la sorpresa o el miedo, con un tema que se ha tratado masivamente en las últimas fechas (el de la brujería) con mejores resultados. Una película fallida, un telefilme al que no le falta ni siquiera el club de vela, y que trata de colarse entre las rendijas de la nostalgia ochentera, palideciendo ante productos de mucha mejor factura. Javier Martín Corral

Verano del 85 (Eté 85, François Ozon, Francia, 2020)

No se sabe muy bien qué propósito perseguía François Ozon con su historia de gais atormentados. Quizá una revisión de Pauline en la playa (Pauline à la plage, 1983) en clave homosexual. Acaso una imitación del Truffaut más pasado de rosca. El hecho es que el desequilibrio del protagonista Alexis (Félix Lefebvre), concesiones a la necrofilia incluidas, ni se exagera tanto como para generar comedia, ni mueve a la empatía propia del melodrama o de otras muestras más honrosas del cine LGTB, como pudiera ser Una mujer fantástica (2017). Verano del 85 se mueve en una indefinición tan deslavazada como la vida de su protagonista, y resulta, al igual que ella, anodina, hueca y extraordinariamente tediosa. Rubén de La Prida

She Dies Tomorrow (Amy Seimetz, USA, 2020)

La idea de saber el momento en que una persona va a morir sugiere un sinfín de reacciones y pensamientos. Si así fuese ¿qué haríamos?. La premisa de la película de Amy Seimetz -directora a la que, a pesar de todo, habrá que seguir de cerca- resulta desafiante y perturbadora, tanto que los primeros minutos de la película logran captar la atención con su aire de indie inquietante. Sin embargo, el gafapastismo se adueña del cuerpo de la historia convirtiéndose poco a poco en un pollo sin cabeza que viene y va; lo que parecía una reflexión sobre la vida y la muerte se torna en un difuso relato metafísico sin pies ni cabeza. Irremediablemente, desaparece el interés causado para dar paso a la irritación por un sinsentido que apela a la sugestión torpe y la hipnosis (fílmica) como arma para captar adeptos. Javier G. Godoy

{{ reviewsOverall }} / 5 Usuario (0 votos)
¿Te ha interesado el texto?
. Deja tu opinión
Ordenar por:

Sé el primero en dejar una reseña.

User Avatar User Avatar
Verificado
{{{ review.rating_title }}}
{{{review.rating_comment | nl2br}}}

Mostrar más
{{ pageNumber+1 }}
Deja tu opinión

Su navegador no soporta la carga de imágenes. Por favor, elija uno moderno

Escrito por

Vente a vernos a YouTube

Facebook

Twitter

Novedades

Conectate
Inscribete a nuestra Newsletter