Conectate con --->

Suscríbete

Suscríbete

Series

Repasando 2019: 15 Series (y dónde verlas)

Match – T1/T2 (Filmin)

Recién estrenada en exclusiva en Filmin, Match ha resultado ser una serie sorprendentemente divertida. Su magia radica en tomar la cotidianeidad como espectáculo, narrándolo como tal: Stian, un veinteañero cualquiera, lleva una vida como cualquier otro, si no fuera porque todo en ella está comentado con la emoción de un evento deportivo. Dos speakers nos comentan cada jugada del héroe que debe enfrentarse a situaciones tan simples como hilarantes, de las que no siempre saldrá airoso al final de los 13 minutos de duración de sus capítulos. Una idea descabellada, llevada a cabo con una efectividad asombrosa.

Years & Years (HBO)

Years & Years (2019) parece haber sido concebida enteramente para poner en jaque al espectador: la identificación está asegurada con los protagonistas, y uno no puede evitar la reflexión tras su visionado. Recuperando lo más fresco de las primeras temporadas de Modern Family y atravesándolo con los contextos de ciencia-ficción de Black Mirror, esta miniserie nos hace reír y nos propone terroríficos escenarios a partes iguales. Pero la clave de su éxito es que este terror proviene de la sociedad de la que somos partícipes en el momento presente, colocándonos como espectadores en la incómoda posición de vivir la realidad de la serie al apagar el televisor.

The Mandalorian (Disney +)

Esta serie devuelve al universo Star Wars todos los ingredientes que convirtieron a los primeros pasos de esta saga en algo legendario: orientado al público infantil, aventuras de un episodio, blasters, buenos y malos, planetas fascinantes, viajes a la velocidad de la luz, un protagonista con un carisma gigantesco (a pesar de que aun no le hemos podido ver la cara al guaperas de Pedro Pascal) y toda la mística del original que explotó con el atardecer de dos soles. Y encima nos dan a uno de los moñecos más tiernos y reconocibles del año: ese baby Yoda que todos querríamos tener en casa. Una serie que acaba de arrancar, pero en la que la Fuerza es intensa.

Chernobyl (HBO)

Posiblemente, la serie más importante, trascendente y relevante del año. Una obra maestra del guion, al que han acompañado unos actores en estado de gracia (aunque lo de Jared Harris es para destacar) y una feroz fotografía que han convertido a esta miniserie de HBO en historia de la televisión. Más allá de hacer un guion original a partir de un hecho tan conocido como el de los sucesos del 86 (aunque toda una generación de millennials lo hayan aprendido a poner en el mapa ahora), es la sutileza con la que la acción está narrada lo que hace de Chernobyl algo tan grande: una mezcla perfecta de drama, cine social, político y terror (con gotas de buddy movie en la relación entre Harris y Skarsgard). Y ahora ¿quién se asoma al reactor?

Juego de tronos T8 (Game of Thrones, HBO)

Y por fin, llegó el invierno. La distancia entre Invernalia y Desembarco del Rey fue más corta que nunca y eso, unido a que el Norte no olvida, convirtió a la octava y última temporada de Juego de Tronos en la más esperada de todas. Las cuentas deben quedar saldadas porque un Lannister siempre paga sus deudas. Galardonada con 59 prime time Emmy de 161 nominaciones, más que ninguna otra, además de siete record Guinness, nos recuerda que lo que está muerto no puede morir y, por lo tanto, vivirá siempre en nuestro recuerdo. Porque según van pasando los seis capítulos que la conforman, vemos como la noche es cada vez más oscura y alberga horrores. Y al final, cuando la noche irreversiblemente se avecina, comenzará nuestra guardia con la vista puesta más allá del muro y con el recuerdo de Daenerys susurrando: ¡Dracarys!

The Boys (Amazon)

La todopoderosa Amazon ha pegado fuerte este año gracias a series como The Boys, sorprendente bofetada a la idealización de los superhéroes de toda la vida y aviso del peligro -ya entre nosotros- de las redes sociales como altavoz de todo y de nada. Aquí no hay lugar para disfrutar con las aventuras de ningún Superman con capa, sino para hacerlo con la idea de cazarlo. La diversión radica en ver como los referentes y los que tienen como profesión educar y proteger están en el bando contrario. Así de grave (y brillante) es la metáfora que se han sacado de la manga los creadores de la polémica The Interview (2014), Evan Goldberg y Seth Rogen; tentador ¿verdad?

Love, Death & Robots (Netflix)

Estrenada a principios de año, esta creación de Tim Miller (Deadpool) consiste en una antología de dieciocho historias cortas, cada una de un formato y estilo diferente. Aunque casi todo es una oda a la animación y sus diferentes posibilidades, algunos capítulos se resuelven en carne y hueso, aportando una dosis diferencial necesaria. El resultado es un emocionante homenaje de múltiples variantes utilizadas como soporte de denuncia: desde la despoblación o la inteligencia artificial y sus posibles resultados, hasta futuribles holocaustos nucleares.

Euphoria (HBO)

No se puede hablar de las mejores series de este año sin mencionar una de las producciones más arriesgadas de la historia de la televisión: Euphoria (2019). Este drama adolescente, fruto de la colaboración entre HBO y A24, es tan rompedor y relevante que, pese a que su estreno quedó eclipsado por el desenlace de Juego de Tronos (Game Of Thrones, 2011-2019), rápidamente se ganó la fama que se merecía y fue renovada para una segunda temporada. Y es que, ya sea por lo arrebatador que es su reparto (encabezado por Zendaya), por el exquisito gusto con el que se ha rodado cada episodio, o por la controversia que ha generado la sinceridad –no carente de crudeza y pesimismo– con la que aborda los problemas de los adolescentes nacidos en la era post-11S, Euphoria se merece, más que ninguna otra serie, estar entre lo mejor del panorama televisivo de este año.

Stranger Things – T3 (Netflix)

Adaptarse al crecimiento de todo un grupo de actores, a sus cambios físicos, en la voz, en su forma de ser y de entender el mundo, debe ser una tarea tan difícil como desagradecida si no eres Richard Linklater y llevas media vida rodando tu material. Sin embargo, los hermanos Duffer han conseguido ensamblar todos los ingredientes que hicieron de las primeras dos entregas lo mejor de sus respectivos años en televisión, y nos da una nueva ración de aventuras, risas, un poco de terror y toneladas de nostalgia, introduciendo adecuadamente a la adolescencia de sus carismáticos protagonistas los problemas propios de la pubertad. A destacar el papelón cómico y sentimental de David Harbour en el que ha sido su año.

The Virtues (Filmin)

The Virtues es muchas cosas a la vez: por un lado, Shane Meadows vuelve de nuevo a situar al espectador en la periferia, en las zonas donde habita la población más deprimida, para mostrar que la supervivencia es, ante todo, un acto de fe; por otro, aborda un conflicto personal (un hecho real en el que se inspira el relato) a modo de expiación. Mientras Joseph avanza por su via crucis personal, su presente se ve salpicado por imágenes del pasado que se insertan en la narración con la textura propia de los vídeos caseros, una impactante y cruda recreación que busca el realismo a partir de la subjetividad del recuerdo.

Mindhunter – T2 (Netflix)

Una de las series más interesantes de los últimos años, surgida directamente del legado y la firma de un maestro del suspense como David Fincher, ha encontrado una continuación prácticamente perfecta. Su nueva temporada es consecuente con todos los cimientos de la primera, conoce aquellos pilares que debe reforzar y realza nuevos elementos a explorar, evadiendo al aburrimiento de la reiteración. Su elegancia cinematográfica e inteligencia dramática la reafirman como el mejor thriller de Netflix; nosotros tan solo podemos esperar ansiosos una continuación donde, sin duda alguna, los personajes y sus antagonistas seguirán evolucionando.

Así nos ven (Netflix)

Basada en la historia de los Cinco de Central Park, Ava DuVernay elige la ficción para contar una de tantas historias de injusticias de las que ha sido víctima la comunidad negra en un pasado muy reciente, y lo hace sin descuidar su conexión con el presente: la presencia de Donald Trump (magnate inmobiliario en aquel momento) y sus declaraciones llenas de rabia conectan con un clima actual donde el odio y el racismo están representados por el mismo individuo. Hay un profundo respeto en la obra de DuVernay que se concreta en la honestidad con que recrea cada error y cada acierto de estos jóvenes y sus familias; pero también a través de la estructura, con un episodio final dedicado a quien más perdió por un gesto de bondad.

Fleabag – T2 (Amazon)

La serie de Phoebe Waller-Bridge regresó tres años después para cerrar la historia de esta treintañera-desastre de manera magistral. Después de haber puesto su vida del revés nos encontramos con la protagonista intentando rehacerse y enfrentándose a sus problemas familiares, religiosos y sociales. El primer capítulo de su nueva temporada es toda una lección de guion e interpretación. Una verdadera joya feminista que nos ofrece un retrato veraz de la mujer actual, con sus grandezas y sus miserias, y que se mueve a la perfección entre la comedia hilarante y el drama existencial.

Watchmen (HBO)

El gafapasta Damon Lindelof (Perdidos, The Leftovers) se consagra definitivamente gracias a esta vuelta de tuerca del venerado cómic. Lindelof es capaz de alejarse lo suficiente de esa creación, reformular la propuesta y, sin embargo, mantener intacto el vínculo con la historia y la esencia de lo que en su día crearon Dave Gibbons y Alan Moore . Además, la excelencia técnica de la serie alcanza un nivel imponente, virtud que se suma a una larga lista de aciertos que tienen su momento álgido en el magistral episodio 6, un nuevo hito de la televisión contemporánea.

Demasiado viejo para morir joven (Too Old to Die Young, Amazon)

Estilizada hasta extremos enfermizos, la serie creada por Ed Brubaker y Nicolas Winding Refn supone, si no la cumbre estética de la carrera del director danés, sí su mayor campo de recreo cinematográfico. 10 episodios de 90 minutos cada uno para el disfrute absoluto de esta historia sobre cárteles de la droga, asesinos yakuza y policías podridos hasta los huesos. Todo ello sumergido en el universo audiovisual -tremenda la música de Cliff Martínez- y narrativo de un Refn que deslumbra a base de luces de neón, planos infinitos e interpretaciones de lo más inquietantes.

{{ reviewsOverall }} / 5 Usuario (0 votos)
¿Te ha interesado el texto?
. Deja tu opinión
Ordenar por:

Sé el primero en dejar una reseña.

User Avatar User Avatar
Verificado
{{{ review.rating_title }}}
{{{review.rating_comment | nl2br}}}

Mostrar más
{{ pageNumber+1 }}
Deja tu opinión

Su navegador no soporta la carga de imágenes. Por favor, elija uno moderno

Escrito por

Vente a vernos a YouTube

Facebook

Twitter

Novedades

Conectate
Inscribete a nuestra Newsletter