Conectate con --->

Suscríbete

Suscríbete

Series

The Virtues: Ajustes de cuentas

En la opinión de Jack Seale para The Guardian hay una contundente frase sobre The Virtues que dice «Tiene los 20 minutos más intensos de la historia de la televisión». Pero no es verdad. No lo es por simple justicia seriéfila. A buen seguro, existe una larga lista de «20 minutos intensos» en un copioso puñado de series que se grabaron en la retina de aquellos que las siguieron. Eso sí, la afirmación del crítico británico no se aleja tanto de la realidad, pues la serie de Shane Meadows consigue que, en cuatro capítulos, se produzca una inmersión salvaje en el microuniverso de Joseph, abanderado del tremendo vigor dramático del relato y de sus personajes.

Porque en el corto trayecto narrativo que propone The Virtues (muy de agradecer en época de largas temporadas y saltos de longitud en el foso del tiempo) existe un enorme recorrido ulterior que es, en realidad, la mecha que se enciende desde el primer instante y que podría estallar durante el último tramo de la miniserie; quizá, esos 20 minutos a los que se refiere la hiperbólica (o no) sentencia de The Guardian. Las heridas del pasado marcan el presente y condenan el futuro, aunque el paso del tiempo pretenda cicatrizarlas. Ha llegado la hora de ajustar cuentas, de salir del pozo, de elegir la otra cara de la moneda. Si es que eso es posible.

Arraigado fuertemente al relato social, el director británico Shane Meadows se propone realizar un doble mortal: por un lado, dibuja con trazo firme y definido la personalidad del elemento central, Joseph, figura en torno a la que girarán el resto de componentes de la trama; por otro, se empeña (bendita insistencia) en permitir que la serie adquiera un tono naturalista para que el espectador, a pesar del brutal drama, logre empatizar a través de algunos de los desenfadados diálogos. Meadows consigue el objetivo de que las vicisitudes familiares resulten verosímiles gracias a un acertado tono costumbrista mientras se va edificando, minuto a minuto, un clímax final estudiado al milímetro y de portentoso resultado.

Como en su fenomenal This Is England (2006), el realizador se muestra convincente gracias al sólido guion escrito junto a Jack Thorne y la IMPONENTE interpretación de Stephen Graham y el resto del casting -imposible no acordarse de Tyrannosaur y Peter Mulan por eso de la autodestrucción primero y la redención después-. Como antaño, evita toda manipulación emocional, cualidad que, a pesar de la intensa carga trágica de la historia, hace de The Virtues una experiencia auténtica que es difícil quitarse de la cabeza.

La miniserie puede verse en Filmin.

{{ reviewsOverall }} / 5 Usuario (0 votos)
¿Te ha interesado el texto?
. Deja tu opinión
Ordenar por:

Sé el primero en dejar una reseña.

User Avatar User Avatar
Verificado
{{{ review.rating_title }}}
{{{review.rating_comment | nl2br}}}

Mostrar más
{{ pageNumber+1 }}
Deja tu opinión

Su navegador no soporta la carga de imágenes. Por favor, elija uno moderno

Escrito por

Facebook

Twitter

Novedades

Conectate
Inscribete a nuestra Newsletter