Conectate con --->

Suscríbete

Suscríbete

Bandas Sonoras

John Powell: Notas para la trilogía del dragón

Remote Control Productions es una academia musical enfocada a la producción de bandas sonoras que existe en Estados Unidos desde los años 90. Su líder es Hans Zimmer, y de ahí han salido grandes partituras de la época como La delgada línea roja (The Thin Red Line, 1998), El príncipe de Egipto (The Prince of Egypt, 1998) o la que le ha valido su único Oscar hasta la fecha: El Rey león (The Lion King, 1994). Tal ha sido su éxito durante esos y los siguientes años, que la escuela ha ido incubando durante décadas a los considerados musicalmente como sus discípulos: Harry Gregson-Williams, Klaus Badelt y John Powell, entre otros. A diferencia de compositores como los inmortales Ennio Morricone y John Williams, una de las principales características de la escuela Zimmer es la apuesta, en algunos de sus títulos, por la utilización de música electrónica, o dicho de otra manera, orquestación no sinfónica.

En este texto queremos destacar al tercero de los alumnos de Zimmer, John Powell, y el resultado obtenido de las partituras que componen la trilogía de Cómo entrenar a tu dragón (How to Train Your Dragon, 2010, 2014, 2019).  En esta maravillosa saga, John Powell exhibe como principal atributo musical la dirección sobre una orquestación cien por cien sinfónica, alejada de sonidos e instrumentos electrónicos; mucho ha tenido que ver el tratamiento temático de las películas, de carácter vikingo y rural. El casamiento de música e imagen se produce desde el primer instante gracias a la creación de unos temas íntegramente enfocados a las acciones, la temática, los lugares y los personajes de los filmes de Dean DeBlois. La música debe interactuar con las imágenes engendradas durante todo el proceso de creación para dotarlas de vida y ejercer de sostén que refleje cada movimiento, cada personaje y cada acción. La música de Cómo entrenar a tu dragón es, más que nunca, la generadora de un contexto inseparable a la vez que indispensable.

John Powell durante la grabación de la BSO de ‘Cómo entrenar a tu dragón 2’ en los estudios de Abbey Road © Collider

John Powell se apoya en elementos populares para representar y homenajear a un pueblo con mucha historia, el vikingo, aprovechando la coyuntura de los dragones para complementar la banda sonora. El objetivo es mostrar a un pueblo y su cultura, apoyándose en unos instrumentos de naturaleza tradicional como son las gaitas escocesas, la flauta y el flautín irlandés o whistle. Si bien siempre existe una base inherente en casi todos los temas musicales, formada tanto por instrumentos de aire (trompetas, flautas y clarinetes) y de percusión (tambores o cajas en su mayoría), John Powell crea inteligentemente una especie de estructura identificativa, tanto de lugares y personajes, como de temáticas y acciones. Durante la primera entrega propone con el tema introductorio This is Berk, una Marching Band, es decir, una fórmula musical repetida y utilizada en varias y concretas ocasiones a lo largo de los tres títulos.

Esta mezcla de percusión y viento, se inserta como un contexto espacial que denota por dónde se desarrollan las acciones: por aire y por tierra. Esta característica se torna indispensable para comprender el resto de elecciones musicales. Cuando la acción se desarrolla por aire, con una danza de dragones o una pelea, la percusión se reduce a meras notas de apoyo y sugestión. En Forbidden Friendship (Cómo entregar a tu dragón) la marimba y la celesta, ambos instrumentos percusionistas, son utilizados como inicio de canción, cuando Hipo y Desdentao se están conociendo. En el momento en que la acción avanza con el respeto y la confianza obtenidas para volar, aparecen por primera vez la cuerda y el viento a través del violín, violonchelo y flautín, manteniendo la percusión como apoyo de fondo. Durante los acordes de Test Drive (Cómo entrenar a tu dragón) y Dragon Racing (Cómo entrenar a tu dragón 2) la fórmula se exalta con pequeños cambios instrumentales. La envergadura de la saga ha ido creciendo y se ha ido introduciendo instrumentos menos discretos que en la primera parte, como el trombón o la trompeta.

John Powell consigue crear y asociar unas atmósferas musicales inseparables del contexto de las escenas. Además, dependiendo de la película que el espectador esté viendo, introduce pequeñas perlas musicales que desvían la aventura y la fantasía hacia algo más plausible como el amor y la tristeza: Furies in Love (un original y espectacular vals) , y Exodus, las dos pertenecientes a Cómo entrenar a tu dragón 3, por ejemplo. Todo está compuesto de manera que las modificaciones sean siempre entre los mismos instrumentos para que el sello sea siempre fiel e inherente a una saga con una de las mejores bandas sonoras de las últimas décadas.

Banda sonora completa de Cómo entrenar a tu dragón

Banda sonora completa de Cómo entrenar a tu dragón 2

Banda sonora completa de Cómo entrenar a tu dragón 3

{{ reviewsOverall }} / 5 Usuario (0 votos)
¿Te ha interesado el texto?
. Deja tu opinión
Ordenar por:

Sé el primero en dejar una reseña.

User Avatar User Avatar
Verificado
{{{ review.rating_title }}}
{{{review.rating_comment | nl2br}}}

Mostrar más
{{ pageNumber+1 }}
Deja tu opinión

Su navegador no soporta la carga de imágenes. Por favor, elija uno moderno

Escrito por

Facebook

Twitter

Novedades

Conectate
Inscribete a nuestra Newsletter